miércoles, 23 de abril de 2008

Solo vos podés decidir sobre tu cuerpo y disfrutarlo con quienes desees


Mandamiento para Benedicto en un cenicero, o no sabemos qué, pero rodeado de dos velas grandes, que parecen frutas, y una también parece un tomate. Muy excéntrico entre tanta heladera, mesita de luz y billetera, de golpe aparece este objeto no identificado